Dr. Leonardo Valdivia

photo_Leonardo

por Macarena Rojas Abalos

 

Siempre quise volver, y ahora, cuando finalmente gané financiamiento para iniciar un nuevo proyecto en Chile, no tengo nada seguro.”

 

 

Lo suyo son los embriones y la genética. Leonardo Valdivia es Doctor en Ciencias de la Universidad de Chile con un postdoctorado en el laboratorio de Steve Wilson en el University College London (UCL), Inglaterra. “Estudio el desarrollo y crecimiento del ojo utilizando al pez cebra como modelo vertebrado. Me enfoco en el fenómeno más básico, el detalle íntimo dentro de las células del ojo: qué le sucede a éstas cuando un gen no funciona bien debido a una mutación. Ese detalle probablemente sea bastante compartido entre humanos y peces”, relata.

Para llevar a cabo sus estudios, este investigador utiliza técnicas de genética directa y reversa, “esto tiene que ver con cómo abordamos la pregunta, es decir si comenzamos de un cierto rasgo de interés o fenotipo para encontrar la mutación en el ADN que es responsable de ello, o si partimos de un gen de interés para desentrañar su función. Con esta combinación de aproximaciones hemos aislado genes que controlan el crecimiento del ojo, generando modelos para algunas enfermedades genéticas humanas”. Además, comenta que actualmente está tratando de desarrollar nuevas herramientas para poder hacer mutaciones que sean inducibles en el pez cebra y de esta forma tratar de entender cómo progresan algunas enfermedades en humanos.

Sin embargo, y a pesar de tener proyectos innovadores en curso, Leonardo comenta que estos últimos meses han sido especialmente estresantes, y la causa principal no es el inminente retorno a Chile para montar su laboratorio, sino que porque hace meses que no sabe qué va a pasar con el Fondecyt de iniciación que se adjudicó en septiembre pasado.

Leonardo, así como muchos investigadores, decidió postular a Becas Chile para poder especializarse en el extranjero. Una vez adjudicada la beca partió a Inglaterra en 2012 muy entusiasta, y con el objetivo de volver a nuestro país a desarrollar su área de interés, la biología del desarrollo. Esta vez con nuevas preguntas y técnicas. Sin embargo, una vez que terminó sus dos años de postdoctorado todo se hizo cuesta arriba. “Cuando se acercó el momento de volver a Chile comencé a buscar trabajo, postulé a varios proyectos y cargos en distintas universidades pero nada resultó, fue frustrante”, relata.

 

¿Debiste volver a Chile en 2015, que es el plazo para comenzar la retribución de la beca?

La verdad es que yo siempre quise volver a Chile. Mi idea nunca fue quedarme en el extranjero, ya que quería seguir en la academia, quería luchar por tener mi laboratorio y quería tenerlo en nuestro país. Si bien los recursos son limitados en Chile, creo que la ciencia puede hacer un retorno importante a la sociedad. Siempre vi esta estadía en Londres como algo pasajero para ganar experiencia científica y personal, y generar material de estudio para poder llevarlo de vuelta. En ese sentido el objetivo del viaje se cumplió con creces.

Sin embargo, una vez acabados los dos años de financiamiento me di cuenta de que necesitaba un año más para cerrar proyectos. Al cabo de ese tiempo aún estaba sin encontrar algo de vuelta y me comencé a preocupar porque por bases tenía que devolver el dinero o podría estar inhabilitado para proyectos futuros.

 

¿A pesar de correr el riesgo decidiste quedarte en el extranjero?

No vi que otra cosa podía hacer, yo estaba tratando de buscar en cada oportunidad que salía y lamentablemente no obtenía ninguna repuesta favorable. Entonces si yo estaba haciendo algo que realmente me apasiona y me hace feliz, tampoco quería volver a la incertidumbre de que todo lo que había aprendido no lo pudiese retribuir y tirar todo este esfuerzo por la borda.

El temor a quedar inhabilitado siempre está, pero quería ver si podía encontrar alguna oportunidad de volver y luego de eso tratar de solucionar eventuales problemas relacionados con alguna inhabilitación. Si eso requeriría que necesariamente devolviera la plata, bueno de alguna manera lo haría, pero no antes de encontrar las posibilidades de volver. Si no, cómo.

 

¿Alguna vez tuviste algún feedback de Becas Chile cuando cumpliste el año de gracia?

¡Nada! Nunca recibí ningún correo ni nada. De hecho cuando volví a Chile durante ese periodo fui a Conicyt pero la única respuesta que me dieron fue repetirme las bases, y lo mismo ha sucedido cada vez que he hecho consultas a través de la plataforma OIRS: Explicaba mi situación y en respuesta se limitaban a copiar un trozo de las bases y hacerme notar que estaba fuera de los plazos y que estaba contraviniendo el acuerdo.

Eso es una de las cosas más frustrantes de tratar de comunicarse con Conicyt porque es hablarle a algo que te responde de manera automática.

 

¿Cuándo postulaste al Fondecyt de iniciación?

Esta postulación la realicé a comienzos de 2016 y el resultado estuvo a finales de septiembre. De hecho era la última vez que podía postular a un proyecto de iniciación porque ya cumplía los cinco años después de haberme doctorado, y esa es una restricción que tienen esos fondos. Pasado ese tiempo tienes que empezar a competir en un Fondecyt regular y eso, en realidad, ya es un desafío mayor para alguien que está comenzando.

Formalmente el proyecto partía en diciembre del año pasado pero también se estipula un tiempo para poder estar fuera, el que he aprovechado para hacer algunas cosas con el instrumental que tenemos acá en Londres, mientras el espacio fisico de mi futuro laboratorio no está listo en Chile.

La verdad es que tampoco podía volver inmediatamente luego de adjudicado el concurso, porque obviamente no sabía a priori si el proyecto sería aprobado o no. No podía mover mi vida de vuelta a Chile en dos meses. Si bien yo estaba esperando por una respuesta positiva, uno tiene que tener un plazo razonable para poder terminar las cosas bien, cerrar experimentos, colaboraciones y, particularmente, como estaba dirigiendo a estudiantes de máster y a uno de doctorado, no podía dejarlos y partir. Entonces tampoco me podía desentender de las responsabilidades que tenía acá, las que de alguna u otra forma han contribuido a darme experiencia y futuras colaboraciones.

 

Cuando te adjudicaste el proyecto, ¿no se mencionó el tema de becas abiertas?

Eso es algo que estoy esperando solucionar porque aún no me hacen la transferencia de dinero, y eso va a pasar necesariamente por solucionar los temas pendientes con Conicyt. A finales del año pasado se le pidió a mucha gente que volviera a cerrar las distintas becas, congresos, pasantías, máster y doctorado, esto porque algo ocurrió con la documentación por parte de Conicyt. Entre esas personas estaba yo, entonces tuve que volver a recopilar toda la documentación y enviarla de nuevo, pero aún no recibo respuesta de que se hayan cerrado correctamente. Lamentablemente, por ahora no puedo cerrar la de Becas Chile porque no he cumplido con el tiempo de retribución. En lo que estoy fallando en este caso es en constatar, cada cierto tiempo, que estuve en Chile retribuyendo.

Desde mi punto de vista la manera de retribución es muy poco lógica porque para poder retribuir uno debe tener el espacio o la posibilidad de hacerlo. Por otra parte, también hay otras alternativas para retribuir incluso si uno esta afuera del país. Eso no es díficil de entender.

 

¿A qué universidad está asociado el Fondecyt?

Vuelvo al Centro de Biología Integrativa de la Universidad Mayor como profesor asistente. Este nuevo centro es particularmente atractivo para mi, ya que está compuesto por equipos interdisciplinarios, cuyo principal objetivo es desarrollar estrategias de investigación conjuntas, combinando diversos modelos de estudio. Esto permite abordar problemas biológicos desde diversas perspectivas.

En julio, el espacio físico que ocuparé en la universidad estará listo. La verdad es que estoy muy contento con cómo ha sido la relación con ellos, su interés no es sólo por lo novedoso que podría ser mi proyecto, sino que apuestan por mi, por la experiencia y la expertise que tengo. 

 

¿Y ahora qué viene?

Ahora estoy de brazos cruzados esperando alguna respuesta de Conicyt, ya mandé todos mis papeles para cerrar las becas anteriores y también mostré los antecedentes de todas las postulaciones que hice y en las que lamentablemente me fue mal.

He estado haciendo las preguntas a través de la plataforma OIRS y no saben cuánto tiempo pueden tardar. Según ellos, esto puede tomar meses; de hecho todas las becas que tuve desde el 2007 aparecen “sin cierre”. Vuelvo en julio a trabajar directamente a la universidad y por ahora con la incertidumbre de qué va a pasar con los fondos del proyecto de iniciación.

Lo paradójico es que siempre quise volver, siempre estuve buscando oportunidades, y ahora, cuando finalmente gané financiamiento para iniciar un nuevo proyecto en Chile, no tengo nada seguro. Es frustrante cuando cosas como estas pueden llegar a truncar proyectos científicos, pero lo es aún más cuando pueden truncar proyectos de vida.

Descargar aquí

Recent Posts

Leave a Comment